El poder de la actitud positiva

Tu actitud tiene una gran influencia en cómo miras la vida, no importa si te consideras como alguien que puede dominar todos los retos que se cruzan en tu camino o si eres alguien que tiene miedo a los desafíos que van apareciendo en tu vida. Por otro lado, tu actitud puede hacer la pequeña pero significativa diferencia entre el fracaso y la victoria. En general yo diría que tu actitud no sólo influye en la manera como piensas y en la forma en que percibes las cosas, sino también en la manera cómo lidias con los problemas, desafíos, reveses y golpes de suerte, en pocas palabras: esta decide la forma en que estimas tu vida.
Una actitud positiva básica
¡Vamos a realizar un pequeño juego! Voy a describir a una persona y es muy importante que te la imagines por unos segundos. ¡Se espontáneo! ¡Se creativo! Piensa qué tipo deactitud pudiera tener esa persona, qué estilo de vida tendría, etc. ¿Estás listo? Bueno, entonces empecemos:
Un buen amigo tuyo te está hablando acerca de un hombre muy exitoso que ha fundado hace varios años su propia compañía. (Trata de imaginar al fundador de esta empresa ¿Cómo crees que vive? ¿Cómo es su comportamiento social? ¿Crees que trata bien a sus empleados?)
Espero que te hayas imaginado a esa persona, a su negocio y tal vez a algunos de los empleados. En estos pocos segundos de imaginación seguramente también has creado algunas impresiones acerca de esta persona. Usa estas impresiones para contestar las siguientes preguntas:
¿Era un hombre triste y con mal humor?
¿Tenía una aptitud negativa?
¿Crees que le faltaba motivación?
Por último: ¿Era un hombre insatisfecho?
Es probable que hayas respondido a todas mis preguntas con una claro y absoluta “¡NO!” Y esto fue exactamente mi intención al permitirte imaginar este escenario. Cuando se trata de pensar en personas con éxito, ninguno de nosotros consideramos pensar en personas que carecen de motivación, que tengan actitudes negativas y que se quejen de trivialidades.

La Motivación para los Negocios: La clave del éxito

La motivación es importante, porque para los negocios se requiere no solo conocimientos y habilidades, sino también mucho trabajo y sobretodo perseverancia. Si no estás motivado, no vas a trabajar lo suficiente, y vas a abandonar a la primera, segunda o quinta caída.

Una de las características comunes de los empresarios de éxito es que han fracasado muchas veces antes de triunfar. Porque como dijo Edward J Phelps, “El hombre que no comete errores usualmente no hace nada”. Así que si tienes una idea (con base factible en las necesidades del mercado) no te des por vencido fácilmente, ante una derrota.

Pero tu sola motivación no basta… Cuando uno esta decidido a hacer algo, uno busca todos los medios para lograrlo. Y entre estos medios, los recursos humanos son más importantes para el éxito de un proyecto. Tú debes estar motivado, así como tus socios y empleados.